ATENCIÓN: ¿POR QUÉ EL NIÑO QUE CARGAN LOS LIMOSNEROS SIEMPRE ESTÁ DURMIENDO?
¿Por qué está el niño durmiendo en las manos de los limosneros?
¿Se ha preguntado esto alguna vez…?


Cerca de la estación del metro se encuentra sentada una mujer de edad incierta. El cabello de la mujer esta raído y sucio, con la cabeza inclinada por el dolor.La mujer se sienta en el suelo sucio y junto a ella se encuentra una bolsa. En esa bolsa la gente tira el dinero. En las manos de la mujer, dormido, está un bebé de dos años, vistiendo ropa sucia y un gorrito sucio.


“Mujer con bebé” – muchas personas que pasan cerca de ella le darán de su dinero. La mayoría de nosotros siempre nos sentimos apenados por los menos afortunados. Estamos dispuestos a dar a la gente desafortunada la última camisa, hasta el último centavo de nuestro bolsillo y nunca pensamos en otra cosa.Ayudar nos parece siempre. “Un buena obra y algo que nos hace sentir que hicimos lo correcto”…


Pasé junto a la limosnera por un mes. No di dinero, ya que yo sabía que esto es una estafa operada por pandillas y el dinero recaudado por el limosnero se le dará a quien controle los limosneros de esa zona. Estas personas poseen numerosas propiedades de lujo y coches. Ah, y el limosnero también recibe algo, por supuesto “Una botella de vodka en la noche, un sandwich y dinero”.


Un mes después, pasé delante de los limosneros y vi algo que me estremeció y me llamó la atención, permaneciendo en un lugar cercano, miré al bebé, vestido como siempre con su ropita sucia. Me di cuenta de que algo andaba “mal”, descubrí al niño en la estación de metro sucio desde la mañana hasta la noche. El bebé dormía. Nunca lloró o gritó, siempre estaba durmiendo, ocultando la cara en el regazo de una mujer que era su madre.


¿Alguno de ustedes, queridos lectores, tienen niños? Recuerdan cuántas veces dormían a la edad de 1-2-3 años?, Dos horas, máximo tres (no consecutivas) siesta, y otra vez – el movimiento.


Durante todo el mes, todos los días de camino a la estación de metro, nunca vi al niño despierto! Miré al tierno niño pequeño, con la cara enterrada en el regazo de su madre, luego a la limosnera, y mi sospecha fue gradualmente tomando forma - ¿Por qué duerme todo el tiempo? Le pregunté a la limosnera, mirando al bebé.


Ella fingió no oírme. Bajó su mirada y escondió su cara en el cuello de su rota chamarra. Repetí la pregunta. La mujer levantó la mirada. Ella miró detrás de mi espalda, cansada, con absoluta irritación. Su mirada era similar a las criaturas de otro planeta.


“Váyase a la...” sus labios murmuraban.


¡¿Por qué está durmiendo!? Casi grité…


Detrás de mí, alguien puso su mano en mi hombro. Miré hacia atrás. Un viejo me miraba con desaprobación:
¿Qué quieres de ella? ¿No ves lo difícil que es su vida ?… Eh?… sacó unas monedas del bolsillo y se las arrojó en la bolsa.
La limosnera hizo un gesto con la mano en cruz, reflejando en la cara de la humildad y el dolor universal. El hombre quitó la mano de mi hombro y sin prisa salió de la estación del metro.


Apuesto a que, en su casa, él dirá cómo la defendió del mal, a la angustiada mujer de un hombre desalmado, en una estación de metro.Al día siguiente llamé a un amigo. Era un hombre divertido. Él sólo pudo completar tres años y medio de la educación. La falta total de educación no le impide moverse por las calles de la ciudad con coches importados muy caros y vive en una casa “pequeña”, con infinidad de ventanas y balcones.


De mi amigo me las arreglé para descubrir que este negocio, a pesar de la aparente espontaneidad, claramente organizada. Es supervisado por un crimen organizado.
Los niños son “rentados” de familias disfuncionales, o de padres alcohólicos o drogadictos, que viven en la miseria o simplemente robados.


Necesitaba conseguir la respuesta a la pregunta – ¿por qué el bebé está durmiendo? Y la conseguí! 
Mi amigo contestó que es completamente normal, con voz tranquila, mientras me retorcía en estado de shock: Están en la heroína, vodka o cloroformo…

Me quedé sin habla.

“¿Quién está con heroína – o bajo los efectos del vodka?”


Contestó. “El niño”, por lo tanto no grita.Las mujeres se sientan todo el día junto a él, imagina cómo podría llegar a aburrirse? Con el fin de hacer que el bebé duerma todo el día, se le suministra vodka, drogas o cloroformo. Por supuesto, los cuerpos de los niños no son capaces de hacer frente a semejante shock. Y los niños mueren a menudo. Lo más terrible – a veces los niños mueren durante el “día de trabajo”. Y la supuesta madre debe tener al niño muerto en sus manos hasta la tarde. Estas son las reglas; y la de las personas que pasamos por ahí, arrojar algo de dinero en la bolsa, y con eso nos creemos morales.


Ayudar “A la Madre sola”…


… Al día siguiente, estaba caminando cerca de la misma estación del metro. Conseguí una credencial de identidad periodística, y estaba listo para una conversación seria. La conversación no funcionó. Pero sucedió lo siguiente…


Una mujer estaba sentada en el suelo y en sus manos estaba sosteniendo a un niño. Yo le hice una pregunta acerca de los documentos del niño, y lo más importante, ¿dónde estaba el niño ayer?, algo que ella simplemente ignoró.Pero mis preguntas no fueron ignoradas por los transeúntes que me dijeron que estaba loco gritando a una pobre mendiga con un niño.


Con todo esto, fui escoltado fuera de la estación del metro, en desgracia. Una cosa quedaba por hacer, era llamar a la policía. Cuando llegó la policía, la limosnera con el niño desaparecieron. Me quedé con una sensación plena de – “Estoy tratando de luchar contra molinos de viento”...


Cuando vea en el metro, en la calle, a las mujeres con niños mendigando, piense antes de realizar una ofrenda o donación. Piense acerca de esto, que si no fuera por los cientos de miles de donaciones que hacen las personas de buenas intenciones, este negocio no se podría mantener. 
El negocio SÍ moriría y No los niños bombardeados con vodka, drogas y cloroformo como está sucediendo en muchos países de América y Europa...


No miren al niño dormir con afecto, sino con terror…


Puesto que usted está leyendo este artículo, usted sabe ahora por qué el niño está durmiendo en las manos de los limosneros.


PD

Si copia este artículo en su muro o simplemente hace clic en “Compartir”, sus amigos lo leerán también. Y cuando usted decida volver a abrir la cartera para dar una moneda a un limosnero, recuerde que la caridad puede costar la vida de otro niño. 


Autor: Anónimo.


Compartir en Facebook Compartir en Twitter

MundoClay.com
Es una red social para compartir las mejores notas de temas de actualidad, videos curiosos, problemática social y muchas más. Lo ves, y si te gusta lo compartes.

¿Quieres compartir algo interesante?
Envíanos el artículo que desees compartir o links de vídeos interesantes a:
hola@mundoclay.com

búscanos en las redes:
f : fb.com/mundoclaycom
t : @mundoclay